Ayer, 12 de abril, se celebró en Estados Unidos el #EqualPayDay. Me sirve esta excusa para recuperar un testimonio maravilloso que escribió Jennifer Lawrence en la plataforma de Lena Dunhan (creadora y protagonista de la serie Girls) sobre la brecha salarial.

A lo mejor ya lo habéis leído pero creo que merece la pena recuperarlo en un día como hoy. Aunque afirma que es una afortunada y reconoce que no va a ser fácil que nos sintamos identificados con sus problemas (hay millones de dólares de diferencia, querida Jenny) trae a colación un tema con el que creo que algunas estaremos de acuerdo: muchas veces las mujeres por miedo a no agradar no negociamos con firmeza nuestros salarios. ¿Culpa nuestra entonces? Ella reflexiona sobre si la actitud de una mujer en una negociación se juzga bajo el mismo prisma con el que se juzga a los hombres. Volvemos entonces a los estereotipos.

“Jeremy Renner, Christian Bale, and Bradley Cooper all fought and succeeded in negotiating powerful deals for themselves. If anything, I’m sure they were commended for being fierce and tactical, while I was busy worrying about coming across as a brat and not getting my fair share. Again, this might have NOTHING to do with my vagina, but I wasn’t completely wrong when another leaked Sony email revealed a producer referring to a fellow lead actress in a negotiation as a “spoiled brat.” For some reason, I just can’t picture someone saying that about a man”.

Malcriada, niñata, difícil, se comporta como un hombre,… Más allá de si es un problema de negociación, o de necesidad de agradar, me gustaría compartir algunas cifras para que reflexionemos sobre este tema, argumentos que nos ayuden a no sentirnos culpables al decir que no estamos de acuerdo y que nos sirvan para reforzar la idea de que entre todos tenemos mucho por hacer.

  • Según el Institute for Women’s Policy Research, las mujeres no ganarán lo mismo que los hombres hasta 2058.
  • La brecha salarial de género en España es la sexta más alta de la Unión Europea (datos de Eurostat) o lo que es lo mismo, en 2014 las mujeres españolas ganaron por hora trabajada un 18,8% menos que los hombres.
  • El año pasado, entre el 2 de noviembre y el 31 de diciembre, las mujeres europeas trabajamos gratis según la Comisión Europea. ¿Gratis? Sí, gratis. El hecho de que el salario medio por horas de las mujeres europeas sea un 16,3% inferior al de los hombres significa que nosotras trabajamos sin cobrar 58 días al año.

¿Qué os parecen estos datos? ¿Habéis vivido alguna situación parecida? ¿Conocíais el testimonio de JL?

*En Europa el Día de la Igualdad Salarial se celebra el 22 de febrero.

Share This